La mayor inversión inmobiliaria se ha realizado este año en la vivienda, en especial en las viviendas de alquiler y cohousing senior

El sector Living (que engloba todos los tipos de inmuebles destinados a la vivienda) ha liderado el mercado inmobiliario en 2021, con una inversión de 2.800 millones de euros en los últimos 12 meses, seguido del sector industrial & logístico con 2.453 millones.

Respecto a qué tipo de viviendas están teniendo mayor auge de inversión, el sector Multifamily (Built to Rent, Renta Privada y Residencias de Estudiantes) en España se sitúa como el más dinámico en lo que va de año, representando un 24% de la inversión total en el país. Así lo ha explicado la consultoría inmobiliaria CBRE en un nuevo informe.

Viviendas destinadas al alquiler

En particular, el sector del Build to Rent es el que lidera la demanda. Durante 2020 se registraron en España 4,7 millones de hogares en régimen de alquiler, lo cual supone un aumento del 51% desde 2005. Durante 2021 se transaccionaron 1.012 millones de euros en este sector, un 28% más que en los nueve primeros meses de 2020. Se espera para 2025 un incremento del 12%, que supondría un total de 5,2 millones de hogares. Por su parte, el PRS también muestra resultados positivos pese a la falta de producto, con 502 millones transaccionados hasta la fecha.

El perfil que protagoniza la demanda de viviendas en alquiler suele estar entre los 26 y 35 años y con un tamaño medio de familia de entre 1 y dos miembros. Esta tendencia se concentra sobre todo en Madrid y Barcelona (con más del 50% del total de transacciones hasta el tercer trimestre de 2021) y está motivada por dos factores principales: el difícil acceso a la compra por falta de recursos económicos y los cambios socioculturales que impulsan el pago por uso.

La inversión en edificios destinados al Build to Rent se sustenta principalmente en mercados institucionales (los fondos de propiedad suponen el 50% del total) que dedican el edificio al completo a la vivienda en alquiler, priorizando las zonas comunes y ofreciendo servicios extra. Hasta el tercer trimestre de 2021 se han producido 5.200 viviendas destinadas al alquiler, lo que se traduce en 1.012 millones de euros.

Viviendas de Obra Nueva

La vivienda de obra nueva es la preferida por los compradores, pero la oferta no puede ajustarse a la demanda (especialmente en las zonas de Madrid y Barcelona) y ante esto muchos compradores optan por la reforma de inmuebles de segunda mano. Durante el primer semestre de 2021 se vendieron 319.000, lo cual supone un incremento del 64% respecto al mismo ejercicio en 2019. Sin embargo, sólo 33.000 fueron de obra nueva (10% del total), y 286.000 de segunda mano.

Suben los costes de construcción

La falta de oferta en este sector se debe a varias razones. Por un lado, los costes de construcción han aumentado (un 15% registrado en agosto) debido a la subida de precio en las materias primas, la carencia de profesionales y el aumento de los costes energéticos. A esto se suma la falta de solares finalistas disponibles para la construcción de viviendas y una ralentización en la concesión de visados de obra nueva, cuyos niveles durante el primer trimestre de 2021 se situaban un 10% por debajo de los del mismo período en 2019.

Respecto al suelo, hace falta incrementar y acelerar los procesos de habilitación. Ante la ralentización por parte de las administraciones públicas en la generación de nuevos desarrollos, los inversores optan por buscar bolsas de suelo de gestión. Las localizaciones secundarias de las principales capitales de provincia, así como los municipios con un menor interés promotor a nivel nacional, concentran la oferta de suelo finalista.

Desde 2015, los costes de construcción se han incrementado un 40-50%, y el coste medio anual para una promoción residencial plurifamiliar es de 1.100€ por m2. El Índice del precio de la vivienda ha aumentado 2,4 puntos en el segundo trimestre de 2021, situándose en el 3,3% a nivel nacional, su nivel más alto desde el cuarto trimestre del 2019.

Las viviendas de segunda residencia

Por su parte, el Arco Mediterráneo y las zonas de Canarias y Baleares, que vieron penalizado su interés por los inversores debido a la pandemia y el Brexit, se prevé que mantengan una tendencia inversora alcista como áreas de segunda residencia para compradores, en muchos casos extranjeros, que gracias al teletrabajo buscan obtener una vivienda en regiones costeras.

fuente: idealista.com/news

Abrir chat