Qué tener en cuenta si recibes una herencia inmobiliaria. Por lo general, recibir una herencia, suele ser una buena noticia, sobre todo si lo que te han dejado es una casa. Pero en FINQUES CASTELL en Terrassa (Barcelona), sabemos que “no es oro todo lo que reluce”. Si hay una cosa que hay que tener clara, es que, aunque te hayan nombrado heredero, eso no te convierte en propietario.

Deberás hacer frente a una serie de pagos y realizar algunos trámites, antes de que puedas declararte dueño legítimo de esa propiedad.

Desde FINQUES CASTELL en Terrassa (Barcelona) te advertimos, que deberás disponer de una cantidad económica importante, porque sino, va a ser prácticamente imposible que puedas hacer frente a los gastos que van asociados a cambiar la vivienda de propietario. En muchas ocasiones, este tipo de “regalos”, suele convertirse en una auténtica pesadilla para el heredero, como lo demuestran la gran cantidad de renuncias hereditarias que tienen lugar cada año, porque a veces, vienen cargadas de deudas, que hay que liquidar.

En FINQUES CASTELL en Terrassa (Barcelona), te asesoramos en todo lo referente a este tipo de situación, para que no te encuentres perdido/a, si alguna vez te toca una herencia. -El primer paso será, conseguir el certificado de defunción, donde conste, quién o quiénes son los beneficiarios de la vivienda a heredar. Este documento, se solicitará en el Registro General de Actos de Última Voluntad.

-Deberás formalizar la escritura por la que se adjudica la vivienda heredada, ante notario, con el gasto que ello conlleva.

-Seguidamente, tendrás que hacer frente al Impuesto de Sucesiones y Donaciones, dentro de los seis meses posteriores a cuando ha fallecido el propietario de la vivienda. En FINQUES CASTELL en Terrassa (Barcelona) sabemos que este es uno de los impuestos que más controversia generan, puesto que la cuantía, va a depender de la comunidad autónoma en la que residía la persona fallecida. Por si esto fuera poco, al considerarse un bien inmueble, los herederos deberán hacer frente a la plusvalía municipal, que es otro impuesto que se calcula teniendo en cuenta el valor que ha tenido el inmueble desde que se compró, hasta el día en el que se recibe la herencia.

-Por último, hay que acudir al Registro de la Propiedad para realizar el cambio de titularidad de la vivienda. Se deberá aportar los justificantes de la escritura de aceptación de la herencia y de los pagos de los impuestos que te hemos mencionado en el punto anterior. Si has podido completar todos estos pasos, ya serás reconocido como legítimo propietario de la casa. A partir de entonces, ya “solo” tendrás que hacer frente, a los gastos que tiene cualquier otra vivienda, desde el IBI, el seguro, los gastos de comunidad y los gastos mínimos de luz, agua, gas… No es de extrañar, que cuando una persona, consigue por fin, hacerse dueño de una casa heredada, la ponga en venta, para sacarle algún tipo de rentabilidad, sin olvidar, que, si se vende, se verá aumentado tu patrimonio, por lo que tendrás que dar cuenta en la declaración del IRPF del mismo año en el que se produzca la venta.

Para cualquier duda que puedas tener sobre este o cualquier otro tema inmobiliario, no dudes en venir a FINQUES CASTELL en Terrassa (Barcelona).