Hay una preocupación que se extiende cada vez más entre los propietarios de viviendas, ya estén habitadas o deshabitadas, y no es otro que el fenómeno okupa. Y es que desde FINQUES CASTELL en Terrassa (Barcelona) somos conscientes de que esta situación va en aumento en nuestro país.

Sin ánimo de justificar este fenómeno, son muchos los factores que explican esta situación, desde la dificultad para encontrar una vivienda a la crisis económica, sanitaria y laboral por la que atravesamos, aunque la gran mayoría de la ciudadanía lo considera más como un problema delictivo, y es que es cierto que cada vez más, el perfil okupa está más identificado con actos vandálicos y de rebeldía, que crean muchos conflictos entre la sociedad.

En FINQUES CASTELL en Terrassa (Barcelona) sabemos que con las leyes que imperan en la actualidad, crece la preocupación entre los propietarios de viviendas, puesto que todo aquel que lo sufre, se encuentra desamparado y desprotegido ante la ley.

Ante tal situación, es normal que diferentes plataformas pidan a los representantes políticos medidas contundentes contra el fenómeno okupa, que consiga frenar esta forma de actuar que tienen muchos para hacerse con una vivienda a toda costa, sin importarles el daño que están causando tanto al propietario como a los vecinos, haciendo que la convivencia sea imposible, puesto que son un colectivo cada vez más organizado y peligroso.

En FINQUES CASTELL en Terrassa (Barcelona) intentamos velar por aquellas viviendas de las que disponemos en nuestra cartera de propiedades, pero a su vez, estamos muy preocupados por el incremento de este fenómeno.

Lo que hace años, los okupas eran personas sin hogar que nada tenían que perder, en la actualidad va todo mucho más allá, y es que cada vez más grupos de jóvenes organizados que se proclaman en rebeldía con el sistema, crean bandas organizadas que proporcionan llaves, realizan contratos falsos a otros “inquilinos” con el consiguiente beneficio económico e incluso desvalijan todo lo que se encuentran en el interior de la vivienda ocupada, por lo que es fácil pensar que desde la otra parte de la sociedad, se vea este movimiento como delincuencia más que como una necesidad.

Es cierto y en FINQUES CASTELL en Terrassa (Barcelona) lo sabemos, que hay una escasez en el tema de la vivienda social, pero esto no justifica este fenómeno.

Además, existen unas diferencias legislativas respecto a otros países europeos, donde la ocupación ilegal es considerado un acto criminal y se actúa como tal, permitiendo que las fuerzas policiales puedan actuar de forma rápida contra una ocupación de una casa. En nuestro país, la legislación ha ido evolucionando, pero muy poco a poco, incluso en junio de 2018 se introdujo la facilitación de la desocupación, aunque no está surgiendo mucho efecto, puesto que todo esto va muy lento en cuanto se deja en manos de la justicia.

 

A día de hoy, en FINQUES CASTELL en Terrassa (Barcelona) somos conscientes de que el problema no tiene fácil solución, aunque hay quien toma algunas medidas (siempre en perjuicio del propietario) para “echar” a los okupas, desde contratar empresas que se dedican a impedirles el acceso cuando salen de la vivienda, hasta pagarles una cantidad con tal de que abandonen la propiedad, algo que a veces funciona, pero que puede suponer que otros okupas sigan el ejemplo, lo que agrava aún más la situación.

No nos queda otra que confiar en que más pronto que tarde, se le pueda poner solución a este problema.