El mercado hipotecario sigue recuperando posiciones. En el sexto mes del año se registraron 37.961 préstamos para la compra de vivienda, un 7,8% más que en mayo y un 41,2% más interanual, según el INE. Es el mejor dato desde enero de 2020, antes del estallido de la pandemia sanitaria, y se traduce en el cuarto repunte mensual consecutivo.

Gracias a esta subida, en el primer semestre del año el número de hipotecas inscritas acumula un repunte del 11,2%, según el INE.

La mejora del mercado hipotecario viene acompañada de un nuevo descenso del tipo de interés medio de los préstamos, que en junio ha bajado hasta el 2,28%. Se trata de la cifra más baja de la serie histórica, empatada con la registrada el pasado enero, y muestra la fuerte competencia bancaria en materia de hipotecas y cómo el sector está abaratando los préstamos para comprar casa con el fin de conseguir nuevos clientes.

El plazo medio de las hipotecas se sitúa en 25 años, mientras que más del 60% de ellas se firmaron a tipo variable, mientras que el 38,8% fue a tipo fijo. La cifra está 20 puntos porcentuales por debajo del récord que marcó en abril, aunque continúa muy por encima del promedio de los últimos años. 

Según explica Juan Villén, responsable de idealista/hipotecas, “el dato de hipotecas registradas en junio es una continuación de la tendencia que hemos visto en meses anteriores, con un volumen de nuevas hipotecas muy alto, apoyándose en el buen momento del mercado inmobiliario y los cambios de hipoteca fomentados por los bajos tipos de interés. Unos tipos que vuelven a marcar mínimos históricos, y seguramente continúen así el resto del año. Sorprende el peso de las hipotecas variables, que frenan de golpe la prevalencia que habían tomado las hipotecas fijas. Veremos si es un dato puntual o un cambio de tendencia”.

Por otro lado, el organismo de estadísticas destaca que el importe medio de las hipotecas constituidas sobre viviendas aumentó un 5,5% en junio, hasta situarse en 140.456 euros, mientras que el capital prestado por los bancos para la compra de vivienda creció un 49%, hasta los 5.331 millones de euros.

Otro dato destacado es que el número total de hipotecas con cambios en sus condiciones inscritas en los registros de la propiedad en junio se situó en 27.488 unidades, lo que supone un 309,1% más interanual.

Atendiendo a la clase de cambio en las condiciones, se registraron 23.072 novaciones (o modificaciones producidas con la misma entidad financiera), con un aumento anual del 342,6%. Por su parte, el número de operaciones que cambian de entidad (subrogaciones al acreedor) subió un 211,0%, y el de hipotecas en las que cambia el titular del bien hipotecado (subrogaciones al deudor), casi un 148%. 

Resultados por CCAA

Las comunidades con mayor número de hipotecas constituidas sobre viviendas en junio han sido Andalucía (7.853), Madrid (7.372) y Cataluña (5.889). Además, también son las regiones en las que la banca presta más capital para la compra de vivienda, aunque en este caso el número uno de la lista es Madrid (con 1.520,5 millones de euros), seguida de Andalucía (983,3 millones) y Cataluña (968,7 millones).

Si miramos la evolución interanual por regiones, descubrimos que el País Vasco es la única que registra un descenso de las hipotecas registradas, mientras que en el resto de España se producen ascensos, aunque con diferente intensidad.

Las comunidades con mayores tasas de variación anual en el número de hipotecas sobre viviendas son Cantabria (97,5%), Aragón (87,2%) y Castilla-La Mancha (86,5%). En Navarra, Andalucía, Madrid y Murcia el crecimiento también supera el promedio nacional (41,2%), mientras que en Asturias y Extremadura el alza es de un solo dígito. País Vasco es el farolillo rojo de la lista, al experimentar una caída del 33,2%). 

fuente: www.idealista.com

Abrir chat